Desafíos...


 Esta fue una semana desafiante en lo musical (y personal). Luego de la pieza para cello que les mostré la semana pasada (BWV 1008), me lancé a tocar la Sarabanda (pequeña pieza lenta, en tiempo ternario) de la Suite para Laúd en Gm de Juan Sebastían Bach BWV 955.

 El laúd es el instrumento europeo antecesor de la guitarra moderna, por favor vean esta maravilla:

https://www.youtube.com/watch?v=fZYzuIGDYGs

 Comencé a estudiar la pieza y rápidamente recordé que las obras lentas y suaves son las más difíciles, cada momento es crucial, y la emoción magnética que buscamos al interpretarla no puede parecer pender de un hilo. La entrega es total.
 Esta es la versión en que me basé:

 https://open.spotify.com/track/60Oa2MOWDSWioD98aKRsT0?si=NtvUAZiMTfqTx1jADB72Aw

 Un par de veces pensé en tirar la esponja, pero he aprendido a persistir. Al contrario de la pieza anterior, que sólo me tomó una pocas tomas para concretar, esta pequeña me llevó cerca de 25 tomas, en 3 días de grabación. Probé distintas guitarras, tonos, afinaciones, etc., y luego, como si quisiera hacerme una última jugarreta, tuve dificultades para procesar el audio, cosa que logré a último minuto...
 He aquí el resultado:

 https://www.youtube.com/watch?v=4t-rYgEVJVM

 Bueno, así con la Sarabanda de la 995, ahora solo queda compartir la música, y que esta breve historia de desafío musical, inspire a los demás.

Raimundo Santander, 21 junio 2020

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Sé que la Vida Pasa”

Un viejo pesado y una vieja linda

El Tesoro del Presente